En Seguros Atlas sabemos que tomar todas medidas de seguridad no siempre es innecesario y una de ellas son las Bolsas de Aire.

Las Bolsas de Aire son uno de los elementos de seguridad en los autos. Como complemento a la función del cinturón de seguridad, las bolsas de aire son aquellos dispositivos que se inflan rápidamente para formar una especie de barrera acolchonada y así proteger al conductor y a los pasajeros durante un accidente de tránsito.

Lo primero que hay que conocer es que dentro de los carros existen “objetos” sueltos mientras el vehículo está en movimiento. Dichos objetos son las personas (conductor y pasajeros). Según las leyes del movimiento, todos los objetos en desplazamiento siempre tienen un ‘impulso’. Entonces, si no existe ninguna fuerza externa que trate de frenar a ese objeto, éste seguirá moviéndose en la misma dirección y a su velocidad actual.

Lo mismo pasa con las personas dentro del carro: si no están sujetos, se moverán a la velocidad que viaja el coche, incluso si el carro se detiene en un choque. Por ello, para detener el impulso se necesita de una fuerza en un periodo de tiempo determinado, y que actúe rápido. Y al no existir manera de cómo reaccionar a un choque repentino, el propósito de los sistemas de seguridad del vehículo ayudan a contener a las personas haciendo el menor daño posible.

Principal Función de las bolsas de Aire

Los airbag o Bolsas de Aire están diseñadas para evitar que los pasajeros y el conductor se golpeen con el habitáculo del vehículo en caso de una fuerte colisión. En el momento del choque, éstas se activarán automáticamente cuando se cumplen dos condiciones simultáneas: una desaceleración brusca en un segundo de más de 16 kilómetros por hora y un impacto de frente con un elemento contundente.

Para asegurarte de que el airbag de tu carro se activará de manera eficiente en el momento adecuado, debes revisarlo a través de un escáner que evalúe el estado de los sensores y actuadores.

Tipos de Bolsas de Aire

Bolsas de aire frontales

Los sacos frontales protegen de fracturas de nariz y tórax causadas por el impacto contra el volante.

En el asiento del conductor, el nylon flexible sale del volante, mientras que para el pasajero, éste sale de una caja situada debajo de la guantera.

Las Bolsas de Aire frontales se inflan en 30 milisegundos en promedio.

Bolsas de aire laterales

Este tipo de bolsa de aire se encuentra en las puertas laterales de los coches y protegen los costados.

Para esta clasificación existen dos tipos: las pequeñas, que protegen únicamente el tórax; y las más grandes, que además cubren la cabeza.

Estas segundas bolsas de aire suelen venir en los coches que aún no integran las bolsas de aire tipo cortina, mismas que explicaremos a continuación.

Bolsas de aire tipo cortina

Las Bolsas de Aire tipo cortina se sitúan en las ventanillas del auto y protegen la cabeza en caso de vuelco, además del cuerpo que pudiera entrar en contacto con los vidrios rotos.

Bolsas de aire para rodilla

Cuando las Bolsas de Aire para rodilla vienen integradas en el auto, es sólo para el conductor y se despliegan del salpicadero, debajo de la columna de dirección.

Su función es evitar que la rodilla impacte con el tablero y se lastime.

Bolsa de aire de cinturón

La finalidad de esta bolsa de aire es proteger del propio cinturón de seguridad disminuyendo la presión que éste ejerce sobre el pecho.

Es funcional sobretodo para personas pequeñas o niños.

Bolsa de aire central

La bolsa de aire central en específico es muy rara de encontrar en el mercado mexicano, sin embargo, se utiliza como separación entre los pasajeros para evitar que choquen entre ellos en caso de un impacto y se lastimen ellos mismos.

En Seguros Atlas sabemos que las Bolsas de Aire es una medida de seguridad muy útil para tu precaución y de los tuyos.